top of page

Ruta El Somo

4ª Quedada BBe 2023


En abril de 2016 hicimos la “Ruta San Miguel 526 m” por el vecino municipio de Artzentales, lo hemos cruzado en otras muchas rutas hacia otros destinos, pero ahora con el esplendor de la primavera es buen momento para rodar por este municipio hacia a una modesta loma que sin ser gran cosa ofrece mucho, me refiero a El Somo.

Esta redondeada cumbre de 621 m sobre los barrios de San Miguel y Santa Cruz, al abrigo de Alén 804 m y Betaio 748 m, la cubre un amplio pastizal con tan solo un árbol en la cumbre, un espino. Hasta que lo han protegido con unas buenas piedras, el ganado lo utilizaba para rascarse, lo que estaba acabando con su vida.

Como en Alén y Betaio, aquí también son visibles las trincheras de la Guerra Civil. Tras la caída de Bilbao en junio de 1937, el ejército republicano, Gobierno Vasco y miles de refugiados se vieron obligados a replegarse hacia el interior de las Encartaciones, creando estas trincheras para frenar el avance.

En esta ruta veremos también otros dos espacios muy interesantes, el Roble de San Miguel y la Cascada Altares.

Vamos a recordar un poco la historia de este apacible municipio de 720 hab. (2022) sobre una superficie de 36,91km2 que linda al N. con Castro Urdiales (Cantabria), al NE. con Sopuerta, al S. con Balmaseda y Valle de Mena (Burgos), al O. con Valle de Villaverde (Cantabria) y Turtzioz.

Apenas se sabe nada de la historia del valle anterior al siglo XIII. Las primeras referencias datan de 1214 en las que el valle se conocía como Argentales. Antes de que comenzara la explotación de las minas de hierro en el municipio se hizo de plomo y zinc. Debido a ello no es descartable que de las minas de plomo extrajeran antiguamente galena argentífera y que debido a ello el valle quedara bautizado como Argentales. A partir del siglo XVII se empiezan a utilizar de forma alternativa Arzentales, Arçentales y Arcentales, que será la más utilizada a partir del siglo XVIII. En 2001 el municipio cambia su denominación pasando a llamarse oficialmente Artzentales.

La época dorada tanto económica como demográficamente le vino con el comienzo de la explotación de las minas de hierro y cobre en 1880. Fueron estas: Mina María, Mina Amalia Juliana y Mina Sorpresa en Las Barrietas. La de Peñalba-Arrao donde se localiza la Mina Federico.

Pero en “Arcentales” no pasó lo que en otros municipios que de la explotación minera pasaron al proceso de industrialización que ha llegado hasta nuestros días. Aquí duró lo que duraron las minas, entre cuarenta y cincuenta años.

Comienza un nuevo periodo, el de siempre, el dedicado a las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Con el tiempo, igual que en otros municipios el proceso de despoblación en busca de una vida mejor aumenta, el aislamiento tampoco ayuda. Los que se quedan no lo tienen fácil y los programas económicos propugnados por la Unión Económica Europea se lo ponen más difícil.


Partimos de la Plaza San Severino y por la BI- 630 (Carranza) vamos hasta el barrio de la Herbosa 5 km, donde nos metemos por la carretera de la izquierda. A 1.35 km descendemos al barrio de La Paraya y por el Hotel-albergue-Spa Amalurra a Traslaviña. Ascendemos a los barrios de San Miguel, Rebollar y La Toba, donde se asienta un área recreativa a la sombra de un amplio rebollar. Ascendemos por carretera estrecha hasta el último caserío y por pista a la izquierda salimos a la base de las campas de El Somo.

Por pista de hormigón subimos 0.5 km a otra que parte por la izquierda y rodea El Somo hasta un collado. Hacemos cumbre. Mientras descansamos y disfrutamos de las vistas es posible que haya algún caballo rascándose en las piedras que protegen el espino.

Bajamos dirección sur al collado y ascendemos por las faldas de Alén 1.7 km hasta una pista que nos baja a Mina Federico. Bajada fuerte por buena pista de 2 km/191 m-. La vegetación adsorbe los pocos vestigios que quedaron de la época minera.

Las siguientes rutas discurren por la zona:

Estamos bajo la vertiente norte de El Somo. Ascendemos fuerte rampa de 0.6 km para llegar al barrio de Santa Cruz y por carretera al de San Miguel. En los bares de Llantada y Che le puedes dar una buena alegría al estómago.

Bajamos la carretera y nos volvemos a meter dirección Rebollar hasta la curva cerrada, donde dos carteles en madera nos señalan Roble-Fuente y Cascada Altares. Enseguida llegamos al roble, su envergadura de 36.5 m de altura, la inmensa copa y 4 m de diámetro hacen que no pase desapercibido. El sitio es conocido como Rebollar de Concejo, en él se hacían antiguamente las reuniones del barrio. Está considerado como Árbol Singular Protegido.

Tenemos ahora por delante un sendero muy bonito entre robles, pinos y eucaliptos de 1.2 km/109 m-, paralelo al Río Pedreo, que a duras penas se abren paso por el barranco que da a la carretera Traslaviña-Sopuerta y al Río Kolitza. A medida que avanzamos encontramos un manantial, Fuente Kintana y la Cascada Altares poco más adelante. Los últimos metros son los más empinados y peligrosos si han caído los famosos “palitos” de los eucaliptos.

Una vez en la carretera, la seguimos por la derecha a Traslaviña. Proseguimos dirección Balmaseda, pero en la primera curva nos metemos con mucho cuidado a la Vía Verde Montes de Hierro, evitando la carretera hasta cerca de la Herbosa, desde donde nos desplazamos hasta Balmaseda.


Distancia: 38.05 km

Desnivel +: 1.078 m

Desnivel -: 1.039 m

Tiempo: 3:30:00 h


Imágenes:




Wikiloc:



Vídeo:




152 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page