top of page

Ruta Salto de Aguasal

7ª Quedada BBe 2023


Su significado es “agua que sale”. Se trata de una preciosa cascada donde lanza sus aguas el Río Ordunte. Pero no es la única, otras dos convergen a escasos metros, creando un espectáculo visual y sonoro. A su izquierda y al O. la más corta, con poco caudal y al N. otra, donde sus aguas descienden más de trescientos metros por un graderío rocoso.

El Río Ordunte nace en la Merindad de Montija, en la provincia de Burgos, en la llamada Fuente del Hornacho, entre las colinas del Zalama en la Sierra de Ordunte y el Cabrio. Recorre 22 km para desembocar en el Río Cadagua, en el barrio de La Vega en Nava de Ordunte. Los arroyos más importantes que confluyen en él son La Garma, Santiago, Las Torcas, Vallondo, Los Hoyuelos, Burceña y Alisal. Antes de llegar al Cadagua sus aguas son recogidas en un embalse.

Durante el gobierno de Miguel Primo de Rivera, en marzo de 1925 el ayuntamiento de Bilbao presidido por Federico Moyúa y Salazar, nombró una comisión constituida por varios Ingenieros de Caminos para que determinasen el mejor proyecto de traída de aguas para Bilbao. Tras analizar nueve proyectos el elegido fue Ordunte, del ingeniero municipal Estanislao Herrán. El proyecto incluía una presa de 50 m de altura sobre sus cimientos, con una longitud de coronación de 376 m y una anchura de 40 m en su base. Embalsa 22.000.000 m3, inundando una superficie de 139 hectáreas.

En su construcción hubo muchos problemas. Por el cambio de régimen, caídas desde gran altura, corrimientos de tierras, barrenos que explotaban a destiempo, etc., que se llevaron la vida de varias personas.

A primeros de 1929 se adjudicaban las obras de construcción del pantano por 6.116.500 pesetas, empezando con los trabajos de instalación de los equipos y un transportador aéreo de dos kilómetros de longitud desde la estación del ferrocarril de La Robla en Ungo-Nava hasta la presa. Todo ello con 400 obreros. A las diez de la mañana del 21 de marzo de 1933 se cerraban las compuertas y para el 12 de julio, a través de una tubería de 39 km le llega el agua a Bilbao. Las obras finalizaron por completo en 1936, siendo un más que interesante objetivo militar durante la guerra civil de 1936-1939 pero, esa es otra historia.

El embalse con los años necesitaba de más agua para saciar a los bilbaínos, así que en 1959 se procedió a trasvasar agua del Río Cerneja en la Merindad de Montija al Río Ordunte a través de los barrios de Agüera y San Pelayo, mediante un canal de 5 km, de los cuales los dos últimos van por túnel.

Tanto el embalse como el trasvase Cerneja-Ordunte han levantado ampollas en una parte de la sociedad o más bien de ciertos políticos burgaleses, al considerar un expolio de aguas de Castilla y León sin compensación económica alguna. Pero, el Ayuntamiento de Bilbao es el titular de las infraestructuras de abastecimiento del denominado Sistema Ordunte-Sollano, integrado por el embalse de Ordunte, según “Concesión otorgada según Real Decreto Ley de fecha 4 de junio de 1926 y Real Orden de 20 de enero de 1928”, cuyo plazo finalizará el 1 de enero de 2061.


La ruta es larga, por lo que iremos por la vía más rápida. Salimos de la Plaza San Severino hacia la BI-636 para llegar hasta Gijano, donde nos metemos a la carretera de La Vega, Nava de Ordunte, Partearroyo y a la altura de la ermita de San Bartolomé nos metemos al Embalse de Ordunte. Proseguimos por la izquierda hacia la entrada del Río Ordunte y comienzo de la Dehesa de Ordunte Nº 544 o Ruta del Mirador. Subimos por ella hasta llegar a un viejo merendero (3.45 km) sobre un rellano y al abrigo de un hayedo. Desde ahí parte a la izquierda una pista por la que ascendemos durante 6.6 km hasta una campa con muy buenas vistas, ascenso muy bonito y cómodo por cada recoveco de la vertiente S. de la Sierra de Ordunte, entre hayas, robles y cruzando varios riachuelos.

Pasamos la campa y entramos en un pinar, enseguida salimos a otra pista que seguiremos por la izquierda con suave descenso. A 0.5 km cruzamos un riachuelo, se trata del más largo que llega a Aguasal. Continuamos 0.4 km más y nos metemos por la izquierda, pista que desciende en zigzag 1.8 km hasta Aguasal. Un puente nos facilita cruzar el río y contemplar el inicio del salto. Un sendero baja hasta donde se juntan los tres.

Volvemos al puente y por la izquierda del río nos metemos por un sendero herboso que hay que subir andando 0.4 km hasta una pista que nos facilita ascender al collado entre las cumbres de Alto del Cabrio 899 m y Hayas Altas 891 m (1.2 km total). Damos vista a los Montes de La Peña, descendiendo de frente 2.7 km por un bosque mixto de robles, hayas, encinas, acebos y boj hasta Irús.

Nos metemos por la iglesia fortificada de San Millán y accedemos al Camino Real de Las Enderrozas o Calzada Romana Pisoraca- Flaviobriga (más información, consultar esa ruta) disfrutando de ella hasta Arceo 2.33 km.

Pues visto lo visto nos queda volver de nuevo por la vía más rápida y tranquila. Bajamos entonces por la estrecha carretera 0.7 km hacia la que viene de Concejero, subimos por ella y nos movemos por Campillo de Mena, Las Bárcenas, Burceña y antes de cruzar por el puente sobre el Río Ordunte, en el Pozo La Hoya, nos metemos por la izquierda, hacia el inicio de la Dehesa de Ordunte. A partir de ahí seguimos la rodada hasta Balmaseda, dando por finalizada esta ruta.

Esta ruta conviene hacer en época de lluvias si se quiere ver y oír correr el agua, aunque el inconveniente pueda llegar a ser el barro de los caminos. Pero ¿¡por qué no disfrutarlo también!?

Distancia: 60 km

Desnivel+: 1.170 m

Desnivel-: 1.175 m

Tiempo: 4:45:00 h


Imágenes:



Enlace Wikiloc:



Ver en Wikiloc:




Vídeo:








142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page